lunes, 6 de mayo de 2013

Propiedades de los aceites vegetales


¿Qué son los aceites vegetales? Desde la antigüedad los aceites vegetales están íntimamente ligados a los cuidados de belleza. Las más importantes civilizaciones antiguas (Egipto, Grecia, Imperio Romano) han otorgado un lugar destacado a los aceites vegetales, considerándolos productos nobles, signos de lujo y de poder.
Constituyen una alternativa extraordinaria a la cosmética de cremas y lociones típica en nuestros días. De hecho, existen aceites para cada tipo de piel, (en general todos resultan geniales para pieles delicadas).
 Aplicados sobre la piel son sustancias de fácil tolerancia y que procuran a la epidermis todos los elementos necesarios para su estructura, hidratación y vitalidad. Son ricos en vitaminas liposolubles (A,D,E y K) y ácidos grasos esenciales.
Los mejores aceites vegetales son los extraídos en primera  presión en frío, este modo de extracción exclusivamente mecánico preserva todo el contenido en ácidos grasos esenciales, vitamina E y antioxidantes naturales. Sin ninguna duda os recomiendo los aceites vegetales de producción ecológica, ya que no contienen aditivos, son puros y su planta habrá sido cultivada bajo normativa ecológica, es decir, sin pesticidas, ni fertilizantes tóxicos que alteren su composición. Por ello es importante fijarse que presenten un sello con el certificado biológico.
Se deben conservar en un frasco oscuro y alejados de fuentes directas de frío o calor. Ya que tienen una vida más corta que el aceite de cocina normal, recomiendo conservar en un lugar oscuro y fresco y comprar en pequeñas cantidades.

Propiedades cosméticas de algunos aceites vegetales:
  • Aceite de Jojoba: es en realidad una cera líquida. Equilibra la acidez de la piel y mejora el aspecto de las pieles grasas y mixtas. Proporciona flexibilidad y elasticidad a la piel sin engrasarla. Extraordinario para tratar acné, exceso de grasa y brillos, actuando como seborregulador.
  • Aceite de Avellana: es uno de los aceites que contiene mayores cantidades de acidos grasos esenciales, particularmente del grupo omega 9, así mismo contiene vitaminas A y E. Aceite tónico y no graso, muy penetrante, previene la deshidratación. Aconsejado para pieles enrojecidas y frágiles.
  • Aceite de Almendras dulces: es una fuente extraordinaria de vitaminas y minerales y está indicado para pieles con dermatitis, grietas o quemaduras ya que es muy hidratante y delicado. Su textura es suave y ligera, combina muy bien con cualquier aceite esencial y es apto para todo tipo de piel, en especial las delicadas. Nutre suaviza y revitaliza todo tipo de pieles.
  • Aceite de Aguacate: Es uno de los aceites más fácilmente absorbibles por la piel.  Suaviza, fortifica y protege la epidermis. Para pieles secas y deshidratadas, frágiles y con tendencia a hendiduras o grietas.
  • Aceite de Rosa Mosqueta: Es muy rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados: Omega 6,Omega 3 y Omega 9. Estos ácidos grasos son muy nutritivos para la piel y están directamente relacionados con la regeneración de los tejidos. Previene la aparición de arrugas y estrías , y también ayuda a curar y reducir las cicatrices.
  • Aceite de Argán: es uno de los más cotizados y mejor valorados, sobre todo es excelente para pieles maduras. Es muy antioxidante, lo que significa que es capaz de combatir los radicales libres para retardar la oxidación y degeneración de los tejidos.
  • Aceite de Nuez de Albaricoque: nutre y regenera la piel, le devuelve suavidad y elasticidad, sin engrasar. Potente antiarrugas y tónico cutáneo.
Siempre existe la posibilidad de que un aceite cause reacciones alérgicas, sobre todo en personas con pieles muy sensibles. Por ello, antes de utilizar un aceite por primera vez, es recomendable realizar una prueba de alergia sobre una zona pequeña de piel.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada